artes varias, moderneces y mass media

summercase ’07

jarvis-post.jpg

Durante un momento del sábado por la noche, sentada con Vane sobre la moqueta de la Terminal S, junto a lo que parecía ser la bolsa abandonada de una sonda urinaria (gracias Antonio por pensar optimistamente que aquello era un medio para pasar priva, más que para evacuar), pensé, jo, qué mayor. Al fin y al cabo, tan sólo seis días antes había sido mi cumpleaños. Y lo pensé al hilo de los conciertos que se iban sucediendo a lo largo del festival. Y es que ya empieza a hacer diez años de cualquier cosa.

Cuando empecé a escuchar a PJ Harvey, iba a un colegio de monjas, hacía un programa de radio, tenía una vida movidita y quería dedicarme al Periodismo. El sábado, cuando la vi en persona por primera vez en mi vida, más de una década después, había decidido abandonar el Periodismo para dedicarme a la Publicidad y a la escritura creativa. (Y lo cierto es que creo que he corrido mejor suerte de como habrían sido las cosas de no haberme dejado llevar un poquito por las circunstancias.) Polly Jean se defendió como pudo de las interferencias sonoras de los escenarios cercanos, con su guitarra, su piano y un vestido victoriano de cuello alto, en una carpa atestada de gente sobre un terragal castellano, cuando todavía no había caído el sol, mientras yo iba escuchando susurros de estupor a mi alrededor: “pobrecita”, “se va a asfixiar”, “ya entiendo por qué está más delgada”… 24 horas antes, un felino Jarvis Cocker, flaco como toda su vida ha sido, bailaba en la misma sauna de carpa aquella, contoneándose al borde de la fractura y lanzando el micrófono como quien lanza un yoyó, refrescando en mi mente el icono que condicionó mis gustos físicos masculinos para toda la vida.

Pero las cosas evolucionan, uno es y no es el mismo, le dejan de gustar algunas historias, en otras filias se reafirma y, por supuesto, tiene experiencias nuevas. Igual es la sugestión del momento, y posiblemente el sonido fuera deficiente y la interpretación un poco floja, pero Arcade Fire fueron para mí uno de los grandes momentos y uno de mis conciertos del año (sólo detrás de los Killers en junio). Lo siguiente reseñable son Scissor Sisters, con su ejemplo de dedicación y esfuerzo para que el público disfrute (admirable); y ya me puedo morir tranquila, que ya le he visto el culo a Jack Shears. Enormes esos hooligans entrañables llamados Kaiser Chiefs, y sorprendente la propuesta no electrónica de puesta en escena de un grupo electrónico como es LCD Soundsystem. En el apartado de esforzarse un poquito como oyente para ser comprensivo, se quedan James (mi nota es de “sencillamente bien”) y The Jesus And Mary Chain (pero por la sosísima puesta en escena meramente, ya que el sonido oscuro a “rotaflex” con esa línea de bajo tan fuerte, fue más que delicioso).

En el limbro de la indiferencia se me quedan Editors (¿desquite para cuando no tienes discos nuevos de Interpol?), Flaming Lips (mucho lirili y poco lerele), Sunday Drivers (tan inenarrablemente grises como en el Metrorock de hace unos años), Bloc Party (sí, esto, bien, esto, correcto, esto… ¿vamos a por una cerveza?), Phoenix (patético momento del cantante intentando darse un “baño de multitudes”), Air (oh, mira, parece que se mueven) y el ratito de Chemical Brothers que vimos, de los que destacaría sin duda alguna las proyecciones sobre el escenario.

Una pena no poder ver a DJ Shadow (es que Jarvis…) y llegar tarde para Hidden Cameras. Me consuelo pensando que a estos últimos es mejor reservárselos para sala pequeña.

Anuncios
Estándar

5 thoughts on “summercase ’07

  1. Sin duda alguna, me hubiese puesto en primera fila para ver a Editors. Sé que no son santo de tu devoción, pero a mí me encantan. A Scissor Sisters los vi el año pasado y me parecieron geniales: eso es dejarse la piel para disfrute del personal. Carga las pilas que ya sabes lo que se nos viene encima el miércoles. ¡Qué emoción! Lo cierto es que, como tú, me da la impresión de que estoy haciendo ahora lo que quisiera haber hecho de los 15 a los 17, pero que no podía hacer porque no tenía dinero. Ver a Björk va a ser para mí como una epifanía o algo por el estilo; similar, supongo, a lo que te pasó con P.J. o Jarvis Cocker. En fin, que ya va haciendo 10 años de casi todo. Hasta dentro de nada.

  2. Envidia. Me dais envidia de la más pura y auténtica. Yo a los últimos conciertos que fui actuaban TRIANA (grande, grande,…), AZAHAR, CAI, TABLETOM, y el mejor de todos (quizá porque lo vi en primerísima fila), uno de ICEBERG. ¿Que no sabeis quiénes son…?
    También recuerdo especialmente uno de Jaume SISA, en unos comedores universitarios, metiéndose entre el público,…
    Bueno, podéis consultar la ANTROPOWIKIPEDIA, si no os suenan algunos de los anteriores.
    En fin, que ya va haciendo casi 25 años de todo (o más…).

  3. El Primavera Sound me pilló de viaje, y el Summercase me dio un poco de pereza, con las aglomeraciones, la caló y eso.

    Me hubiera gustado ver a Jarvis Coker, que me gusta más ahora que de joven, seguramente hubiera disfrutado con Arcade Fire, y con alguno más.

    Este año estoy gandul para ir a ver conciertos. Aún así, el de este año va a ser el de Police. Y a lo mejor Crowded House. Con eso me conformo, que no es poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s