miserias humanas

fiesta de navidad

Me voy a la fiesta de Navidad de la empresa, y justo en el último momento, ya vestida y preparada, me entran unas ganas terribles de quedarme en casa, y empiezan a desfilar por mi mente fiesta similares anteriores: la de hace un año, la de hace dos (en la revista), la de hace tres (en la radio), la de hace cuatro (en la radio también)… Y de repente me invade la sensación de que hace mil años que sucedió cualquiera de aquellos acontecimientos, y me parece mentira que quien los vivió fuera la misma persona que ahora escribe haciendo tiempo antes de salir. Es como haber vivido mil vidas, como un desdoble de personalidad perverso, no sé si os ha pasado alguna vez. Ahora, frente al ordenador, todo me parece lejano porque queda poco de todo ello, y me pregunto si dentro de un tiempo, justo antes de acudir a la fiesta del año que viene, o del siguiente, o del siguiente del siguiente, me pasará lo mismo y volveré a sentirme desdoblada. Y me entra un vértigo tremendo, porque además de no tener ni idea de dónde estaré, ni siquiera sé dónde quiero estar para entonces, y me vuelve el agobio de siempre.

De siempre de salir de casa para ir a una fiesta de Navidad. Qué tiempos tan extraños.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s