miserias humanas

mi generación

Mi vida, económicamente hablando, es un desastre. Claro, que la del 80% de mi generación también lo es, del mismo modo y en la misma medida: sueldos miserables después de años de formación y experiencia previa en puestos de trabajo infravalorados que jamás nos permitirán comprarnos una casa propia… Y tener hijos, ¡ja!, antes de que te des cuenta ya estás en los 30 y sin embargo lo suficientemente lejos de una situación en la que poder siquiera planteártelo. Pero la especie es, de todo cuanto ronda mi cabeza, quizá lo que menos me preocupa: ya hay colectivos marginales y miembros de sectas católicas dispuestos a reproducirse por todos nosotros.

No hay dinero, piensa uno, que se ha licenciado muy dignamente y asoma el hocico en la posibilidad del doctorado, aunque sin mucha convicción de que pueda resultar de ayuda en el aspecto profesional. No hay dinero, pero al menos en las entrevistas de trabajo ya no hay nervios, sino dificultad para reprimir esa carcajada perfecta que el cuerpo le pide a uno estampar en la cara del director de recursos humanos.

Sin embargo, cuando uno no tiene dinero suficiente, o se rinde y se instala en lo miserable o desarrolla habilidades insospechadas para incrementar, aunque sea levemente, sus ingresos: hacer trabajos extra como freelance (lo que en mi casa se conoció toda la vida como hacer ‘chapucillas’), continuar parasitando a los progenitores, dedicar tiempo y esfuerzos a la artesanía y su venta en ferias, mercadillos y fiestas… Y, por supuesto, los juegos de azar, que de toda la vida se han limitado a las Loterías y Apuestas del Estado, pero que de un par de años a esta parte han visto ampliar sus horizontes con las numerosas casas de apuestas que han proliferado para explotar ese gusanillo que a muchos de nosotros nos baila dentro cuando notamos cerca el dinero fácil.

Las casas de apuestas on line permiten una variedad casi infinita de apuestas en los deportes más comunes (fútbol, tenis…) tanto como en los más insospechados (snooker, curling, cricket…) y, además, ofrecen la posibilidad de jugar en casinos virtuales o, mejor aún, jugar al póker con adversarios reales y dinero auténtico. Uno puede perder, qué duda cabe. Pero también puede ganar, con lo que parece que durante unos instantes se borra la mala estrella que le precede a uno y a toda su maldita generación.

Pero lo único cierto es que sigue sin haber dinero. Y yo he tomado una determinación. Quiero tres libros de diseño y publicidad que he visto, para que me den nuevas pautas de creación y así seguir investigando en mi trabajo. Pero los tres juntos cuestan unos 100 €, dinero que no me puedo gastar, porque no lo tengo. Y he decidido que me los voy a comprar con el dinero de las apuestas, en vista de que no puedo permitírmelos con el sudor de mi frente.

Mi inversión inicial es de 10 € en www.miapuesta.com. Mi objetivo es multiplicar esta cantidad por diez para comprare los libros. ¿Triste y desesperado? Como mi maldita generación.

Anuncios
Estándar

6 thoughts on “mi generación

  1. pancho dice:

    Espero que se te multipliquen esos 10 euros. Me siento bastante identificado contigo, ya que yo también soy licenciado y he intentado juntar unas pelas con esto de las apuestas. El póker me ha dado buenos resultados aunque dicen que es mucho más azaroso que en los deportes. Yo creo que es cosa de llevar algo de astucia y suerte encima. El 30 de octubre, betfair abrirá una sección de poker independiente que me imagino estará muy bien… te dejo la info y espero puedas comprar tu libro!!

    http://www.betfairpromo.com/gmd/landing/2006/es-20-october/

  2. No seré yo quien hable de la vasta posibilidad del hurto, pero el caso es que una a fin de mes se siente tentada a meter la mano en la caja de gominolas del chino de abajo. O quitarle aunque sea un pelito al abrigo de pieles de zorro que en breve empezarán a llevar las señoras distinguidas por el centro.
    …sí, sí, que no me venga la voz de la consciencia con temas moralistas. Seguro que ella nunca tuvo que cobrar lo que un becario…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s