nihil, posts antiguos

pas de silence

A veces uno se decepciona. Suele pasar cuando espera que algo transcurra de un modo determinado, y al final acaba saltando por los cerros de Úbeda.Pero hay veces en que uno se lo calla, bien por pudor, bien por indiferencia, bien por miedo a que los demás no compartan su opinión. Luego, hay otros que directamente se exilian a purgar estúpidamente noséqué errores que, cometidos por quien no tiene malicia, son perdonables, rectificables, olvidables… Y esto no hace sino aumentar la injusticia, aunque a veces es necesario ver a alguien en la distancia para poder medirlo con perspectiva en toda su grandeza.

Así, el silencio por la decepción puede durar años. Cierto es que ocurre porque no se hace estrictamente necesario hablar, y también porque es procedente que los demás se forjen su propia idea. No obstante, cuando esto último al fin sucede, llega la chispa: la conexión en la que dos (o más) se dan cuenta de que coinciden precisamente en lo más escondido. ‘Sí, a mí también me ha pasado’. Una extraña suerte de comunión.

‘Uf, qué alivio’. Y luego ‘uy, qué tontos’.

Y por cierto, qué buenísimo estaba el risotto.

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “pas de silence

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s