artes varias, posts antiguos

lo ha vuelto a hacer

Ya va para diez años. Un día, husmeando entre los singles nuevos en Radio Miajadas, preparando mi programa de los viernes, encontré ‘Something for the Weekend’ y Mariángeles me dijo que lo escuchara, porque era tan raro que me iba a gustar. He de reconocer que al principio me resultó demasiado estrambótico hasta para mí, y no era más que falta de familiaridad con el registro.

El caso es que perseveré, sobre todo con las caras B de aquel single entre las que estaba, si no me falla la memoria, ‘Songs of Love’. El resto, como se suele decir, es historia. Mi historia con The Divine Comedy.

Neil Hannon sacó, durante los 90, una joya tras otra (especial mención a Promenade, 1994; Casanova, 1996; y Fin de Siècle 1998), hasta completar un recopilatorio digno de una verdadera estrella del pop por méritos propios: A Secret History (About Love), 1999. Personaje irónico y cínico donde los haya, lleva ya más de una década paseándose delante de todos nosotros con esa voz grave, y un estilo deudor de otros grandes que le han precedido, como el Scott Walker de los 60, con quien tiene en común no sólo una voz grave, sino también el gusto por la poesía y por magníficos arreglos orquestales que constituyen canciones hermosas, sobre melodías solidas y cuidadas al detalle.

Hannon nos ha ofrecido, con este que hoy me ocupa, un total de tres discos en lo que va de siglo. Un exiguo Regeneration (2001) al que le falta alguna pizca de… algo (ya sabéis, cuando le falta algo a un disco y por más vuelta que le déis no sabéis qué es exactamente); un más que aceptable Absent Friends (2005) y un muy apreciable último trabajo hasta la fecha que se presenta con el single ‘Diva Lady’ (que os he puesto al principio de este artículo) y que figura bajo el literario título de: Victory for the Comic Muse (2006).

El nuevo trabajo de este irlandés, que ha gustado siempre de mirarlo todo con una media sonrisa, representa una vuelta a la delicadeza y a la orquestación, al barroquismo del mejor Hannon de los 90 (ese que servidora habría dado cualquier cosa por ver, orquesta detrás, con sus gafas de sol y su traje de chaqueta de aire antiguo). Ahora vuelve a la melancolía ejemplar, tal y como nos la presenta en ‘A lady of a certain age’, o a la alegría de juguete de piezas instrumentales como ‘Threesome’. Y, por qué no, homenajes literarios como ‘Arthur C. Clarke’s Mysterious World’… Mucha cosa por desentrañar en este nuevo trabajo.

– Señor Hannon, un digno disco para celebrar nuestro décimo aniversario juntos.

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “lo ha vuelto a hacer

  1. ¿Disco nuevo? Súbelo al foro, súbelo al foro, súbelo!!!!

    Yo empecé a oir a Neil en la época del Secret History con las canciones que ponían en Viaje a los Sueños Polares y Disco Grande. Me compré ese recopilatorio. Y despues todo lo demás.

  2. Tino dice:

    Pues ya hacía tiempo que no miraba en tus blogs, y vaya sorpresa tenía este. Nada, sólo mostrarte mi admiración por esa joya tan preciosa… si, esa joya que lleva abrazada el collar ;). Un beso y que todo te vaya muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s