posts antiguos

a la vuelta del Puerto

Después del puerto me esperaban vacaciones, y después de las vacaciones necesito otras vacaciones. Vacaciones de mi surrealista familia (cada casa tiene sus cosas).

Después de haber ido a Cádiz, de haber vuelto, de ir al pueblo, a Madrid, otra vez al pueblo y otra vez a Madrid echo cuentas y me salen tantas horas en la carretera que el cuentaquilómetros echando humo casi me había hecho olvidar una de las sensaciones más relajantes que conozco: el teclado del ordenador. Creo entender a quienes tocan el piano y me suscitan la más enorme de las envidias. La digitalización tiene algo desestresante.

Desestresante… ¡Quiero mi estrés de siempre! Uf. Por fin lo he soltado. Quiero saber cómo ha resultado la campaña de brand esence y brand engagement que ideé para KPMG. Quiero saber si valgo para esto o si debo redoblar esfuerzos para, de nuevo, volver a empezar desde cero en otro oficio dentro de las innumerables parcelas de la comunicación. Un campo donde confieso que no acabo de encontrar mi sitio…

Rara vez hablo tan abiertamente… Hmmm. Me estaré haciendo desmayor.

Pero sobre todo quiero saber qué ocurre en la segunda temporada de Mujeres Desesperadas, poder tener solvencia económica y disfrutar como una enana de mis cómics de Saint Seiya. Me decía Carlos Macías que al final todos volvemos a lo que hemos sido al principio. Y yo vuelvo a ser una niña que sueña con los Caballeros del Zodíaco.

Hmmm… 🙂 Qué buen regusto la vida, así de repente… Hmmmm.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s