posts antiguos

transformación

Lloras o te endureces. Y si te endureces, devienes peor persona. Este es el precio de aguantar sobre la cuerda floja.

Luego están, alrededor, esas personas que lejos de alegrarse al ver en otros lo que ellas no tienen, lo dinamitan todo tratando de que los demás pierdan lo que ellas jamás alcanzarán siendo de esa forma.

Ufff. Limpieza.

Y poco a poco, te vas desconociendo a ti mismo respecto del que eras. Tal vez vayas ganando en ligereza.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s