posts antiguos

de mí a mí echando cuentas con los dedos un miércoles

Mira cómo ha pasado un año. Míralo. Míralo mientras piensas que Arena en los bolsillos tiene ocho y que faltan dos para que tenga diez, que es cuando las cosas ya tienen permiso para dar vértigo. Míralo pensando, cierto es, que ocho no son diez, pero que dos se pueden pasar rápido si lo comparas con cómo ha pasado uno. El uno que llevamos él y yo juntos.

La fugacidad sobre la palma de las mano, que sigue teniendo los mismos agrietamientos de siempre pero siempre con una lectura diferente.

Lo que me recuerda que no debo distraerme como me distraigo sino que debo centrarme y concentrarme en algún ‘hacia’, porque sólo basta un ‘hacia’ y la voluntad del fin te impulsa hacia el logro. Pero todavía no sé lo que quiero ser en la vida. Y cada vez que soy consciente de que los días se encienden y se apagan como una luz estroboscópica, más me apura la necesidad de situarme en algún lado de alguna parte.

O será al fin que todo es proceso y la condena es el mismo fluir.

Pero tengo con quién fluir. Tal vez la única redención posible.

Anuncios
Estándar

5 thoughts on “de mí a mí echando cuentas con los dedos un miércoles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s