posts antiguos

la relativa felicidad de los ignorantes

Todas las cosas que acabarán por perder su fuerza, porque todo acaba por perder fuerza, devendrán ideas absurdas por las que circularán los años como matorrales errantes de películas del oeste.

Así creceremos y nos haremos nada, inútiles absorbidos por la época que sustenta sus ridículas ideas (que creen) particulares de grandeza, imbéciles de pasos ahogados que caminan sobre cartones de huevos creyendo que pisan mundos conquistables, realidades asibles, situaciones dominables.

Absurdos pensantes, no acaban de aceptar que el mundo sabe explotar solo y sin preguntar. Y el mundo explota y ellos se obcecan en proseguir. Proseguir. Existir. Proseguir. Intento de dibujar una línea recta de existencia cuando lo que sea que somos lo somos entre paréntesis. Proseguir. Progresar. Idea de… que lo que quiera que suceda, sucede hacia adelante, que los acontecimientos son correlativos y se sitúan unos respecto de otros en función de delante o detrás. Oh qué triste es emplear sólo parámetros espaciales para explicar un tiempo que además es inventado. Negligente capacidad de explicar la realidad cotidiana de una sola forma, forma que es mentira, mentira asumida, creencia ciega en la continuidad de las horas cuando únicamente los parques tienen continuidad.

Julio… tú lo supiste ver.

(¿Pobre de ti?)

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s