posts antiguos

un avance

Lo que sigue es el texto de mi poética, que se publicará junto con algunos de mis poemas en la antología ‘De Generación en Degeneración’, por ediciones Marfutura. Spongo que andaremos presentándola al inicio del curso. Y supongo que trataré de organizar con Pepe una presentación en Madrid de la otra antología, la que se ha publicado en Granada.

Una poética es un texto en el que uno explica por qué escribe, cómo lo hace o cree que lo hace, y por qué lo hace así; y si se diera el caso de que pretende algo con ello, qué es y por qué. Es de las cosas más horribles y desvirtuantes para un autor: escribir una poética propia, una autodefinición desde dentro del propio ego. Además, cuando te pones, que es siempre por obligación porque estas cosas te las piden, no es fácil. Una cosa es escribirte en tu diario tus sentimientos sobre lo que haces o dices tú / hacen o dicen los demás, y otra concebir un texto que además en sí mismo lleve una voluntad literaria, habrá de servir de carta de presentación a tus poemas, porque en la edición del libro precederá espacialmente a estos y habrá de ser leído en público.

Yo pensé en esto. Algo distinto a las poéticas tradicionales. Algo distinto, o no. Pensé en esto:

……..

POÉTICA

Hay un cerdo vestido de Gucci gritando y dando patadas, y una recomendación explícita de tratar bien a los animales que pasa por no verter agua hirviendo sobre las hormigas y no meter arañas en los agujeros de los enchufes.

Hay carreteras con nieve y amigos en el asiento de atrás del coche, fotos de grupo con gafas de sol y abrigos de botones cruzados, en mitad del campo, como si nos hubieran recortado de cualquier calle gris de cualquier ciudad industrial y nos hubieran pegado allí, y hubiéramos conseguido engrisecerlo todo a nuestro paso con nuestra sola presencia [horas antes el centro comercial parecía una feria abandonada con prisas por aviso de bomba atómica].

Hay muchos recuerdos y muchas conversaciones nuevas y antiguas sobre aquello que es o que no es lo “realmente auténtico”, como si de tanto hablarlo se materializara, como si tal “aquello” fuera a aparecer de repente en coordenadas concretas de los ejes espacio-tiempo. Con nombrar basta, con nombrar basta, con nombrar basta.

Hay una ironía que se sostiene sobre la certeza de que el ser en el mundo está rodeado de cosas por las cuales su alma es constantemente sustraída, desde un champú a una escultura de Rodin.

Hay ruidos. Hay muchos ruidos. Dentro. Se vierten dentro de las palabras y las palabras se encadenan y bailan. Yo no hago nada, las dejo pasar. Se encadenan y bailan.

Y quizá la poesía no sea en este entorno más que una maldita variante del pensamiento mágico que parte de la idiotez de que las cosas se curan al escribirlas, al expresarlas, al recitarlas, como si el salirse de la vida para mirar desde fuera ayudara a vivir mejor… siquiera a vivir.

[NOTA EXPLICATIVA.- Nuevo intento de localizar el punto exacto donde está la avería que causó la disfunción]

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s