posts antiguos

el quinto churro

He sentido una profunda sensación de desamparo cuando se me ha acabado, esta mañana, la exigua ración de churros que compro cada mañana en el Rodilla de debajo de la oficina… Hoy, más que nunca, me ha sabido a poco.

He notado el calor, y he encendido el aire acondicionado, sin poder evitar que una media sonrisilla aflorase a mi cara al recordar a dos ciertos tipos, en una habitación de un hotel caro, intentando descifrar cómo funcionaba el sistema de climatización, y pasando un calor infernal una noche de marzo.

Y me hubiera comido, si acaso, un churro más. Precisamente, ese del que iba a echar mano cuando mi mano se topó con el papel vacío; ese, ese churro inexistente, el quinto churro. Y hubiera completado el cuadro de la mujer satisfecha que ayer por la tarde se sentó a leer con una copa de vino blanco frío, y que al ritmo de los humores de tan buen caldo, cerró el ojo para, hoy, un día más, quedarse dormida y llegar tarde.

Un mensaje me ha hecho saltar de la cama. Era Yolanda: “Ponte mona, que tenemos comida. Así te animas”. Y he tenido que pasar de 0 a 100 en un suspiro; en ese suspiro he elegido ropa [elegante pero casual], me he peinado y recogido el pelo, untado la cara con esa maravillosa crema luminizadora que me mandó una marca de cosméticos de prestigio internacional, me he recogido el pelo y he apretado con garbo el vaporizador de ese perfume que tan poco uso por ser tan intenso. Y, según salía de casa, me he sentido como Pepe le Pew abandonando aquella tienda de perfumes…

Sea. Otro sarao más, después de haber faltado al organizado anoche en Pachá y, para el cual, estaba en puerta con un acompañante. No me sabe igual Pachá entre semana; aparte de porque no es mi acuario, es que entre semana, y de momento, no tiene salsa.

Hay cosas que, ciertamente, tienen poca salsa de por sí; y otras que, no faltas de ella habitualmente, adolecen de insípidas dependiendo de determinadas circunstancias…

Y qué poco me gusta a mí depender de circunstancias, sobre todo, si éstas son ajenas a mi voluntad.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s